bio

 

concerts

 

cds

 

multimedia

 

press

 

reconognitions

 

contact

 

downloads

 

spanish

 

 

Diario  Opinión de la costa / Lunes 26 de enero de 2015

EL GUITARRISTA LUIS SALINAS DIO CÁTEDRA EN LA CASA DE LA CULTURA

El guitarrista argentino Luis Salinas se presentó, ayer por la noche, en las instalaciones de la Casa de la Cultura. El espectáculo, brillante por el virtuosismo del músico, se desarrolló ante una multitud heterogénea de jóvenes y adultos que disfrutaron de toda la magia de la mejor guitarra del país.
El show, que comenzó pasadas las 22, duró más de una hora y media donde el músico se destacó con un variado repertorio que fluctuó entre el folclore, el jazz moderno y algunas piezas de rock and roll, algo que se disfrutó mucho porque levantó el ritmo del acontecimiento en el marco de un final brillante.
El espectáculo, que se denominó "Intimo", contó con la participación especial de Juan Salinas, hijo del músico, quien evidentemente lleva en la sangre el ADN musical que le pasó su padre ya que, con su corta edad, es un fabuloso guitarrista.
Esta no fue la primera presentación de Salinas en Villa Gesell. De hecho, visita el auditórium del centro cultural público todos los años. (sectorinformativo.com.ar)

23-Ene-2015 / lacapitalmdp

Salinas por dos en el escenario del Güemes
Juan es un adolescente que sigue los pasos de su papá, pero sin que el gran Luis sea su maestro. Un repertorio variado acompañará la presentación conjunta.

“Como padre es muy difícil explicar la emoción", dijo Luis Salinas.

"Intimo" es el nombre del espectáculo musical que se presentará hoy a las 21.30 en el escenario del teatro Güemes. Allí, por primera vez en Mar del Plata, el guitarrista Luis Salinas actuará acompañado por su hijo, Juan Salinas.
El virtuoso guitarrista abordará con su estilo libre de ataduras composiciones propias de su variado y vasto repertorio que irán alternándose en diferentes ritmos. La familiaridad no sólo está presente en sus canciones sino también -y de forma directa- en la inclusión de Juan, adolescente que sigue los pasos de su padre sin que éste oficie de maestro. El chico continúa con el espíritu musical que abreva en su casa.
Sobre la experiencia de compartir escenario con su hijo Juan Salinas, expresó que “como padre es muy difícil explicar la emoción y el compromiso que esto significa”.
Y adelantó que “comenzaré primero solo con guitarra, luego cantaré algunos temas hasta el momento que ingresa Juan para tocar juntos y pasear por diferentes lugares, como a ambos nos gusta. Empiezo como telonero de él”.
En referencia al tango y folklore, Salinas dijo que son géneros a los que “Juan les tiene mucho respeto. Se anima a improvisar algunas cosas conmigo, pero es complejo, hay que aprender a hacer el acompañamiento, seguir la melodía e improvisar”.
Autodidacta, Salinas no se queda en el folklore o en el tango. "Además de la música del país de donde uno es, es importante escuchar algo de salsa porque rítmicamente es muy complejo y hermoso a la vez, para luego seguir por los americanos y su improvisación y la música brasileña, por sus armonías”.
En su carrera, compartió escenarios junto a B.B. King, Scott Henderson, Bireli Lagrene y Frank Gambale, entre otros grandes.

La Capital de Mar del Plata / 3 enero 2015

Luis Salinas íntimo

El prodigioso guitarrista brindará un concierto íntimo hoy a las 21 en el Teatro Diagonal.

El prodigioso guitarrista Luis Salinas brindará un concierto íntimo hoy a las 21 en el Teatro Diagonal ?diagonal Pueyrredon 3338-, acompañado por su hijo Juan Salinas y Martín González Puig en percusión.

El músico contó desde muy pequeño con la influencia de su padre y de su padrastro, ambos músicos que lo animaron a tocar la guitarra. El lugar que marcaría un antes y un después en su carrera artística fue ?El papagayo? un célebre pub en donde tocó durante ocho años.

Es un músico autodidacta, gran improvisador y de original capacidad interpretativa. Compartió experiencias con varios grandes del folklore y del tango, como Adolfo Ábalos y Horacio Salgán. También tocó con Egle Martin, Jaime Torres y grabó un disco de tango con María Graña.

Lleva grabados más de diez discos, entre ellos, Música Argentina 1 y 2, Ahí va, Luis Salinas y amigos en España y el CD doble Muchas cosas.

Diario El Litoral / 19 mayo 2015

GIRA POR EL NEA
Sin Tiempo: Luis Salinas vuelve al Teatro Vera junto a su hijo

El compositor y guitarrista estará el viernes en Corrientes y el sábado en Resistencia.
Presentará “Sin tiempo” un álbum triple en el que recorre diferentes géneros y estilos.

El viernes próximo a las 21.30 el Teatro Vera volverá a recibir al guitarrista argentino Luis Salinas que se presentará junto a su hijo. Al día siguiente cruzará a Resistencia para hacer lo propio en el Auditórium de la Casa del Médico.
Luis Salinas es un compositor y guitarrista, nacido en Monte Grande, hijo de padre chaqueño y padrastro correntino (este último le enseña sus primeros acordes), sin duda por ello tiene una predilección especial por el Nordeste, al que llega junto a su hijo Juan, para compartir este espacio que tanto tiene que ver con ellos. 
El público podrá disfrutar del mejor Salinas con una formación que propone latín jazz, un recorrido por el funk, el blues y las baladas interpretadas con el talento y virtuosismo de un gran artista de la guitarra. La banda de latín jazz, está conformada por Patán Vidal en piano, Martin Gonzales en batería y Facundo Ciminelli en bajo y junto a ellos presentará su nuevo material, “Sin tiempo”.
Cabe señalar que “Sin Tiempo” es un álbum triple en el que Salinas recorre con sus guitarras clásica y eléctrica diferentes géneros y estilos en versiones plugged y unplugged, con un tercer CD. 
En esta visita al Nea, el virtuoso guitarrista tocará acompañado de su banda y estrenará las canciones que grabó en el estudio de Luis Alberto Spinetta, quien además participó de la grabación. 
El nuevo disco incluye y recorre con guitarra eléctrica y clásica diferentes géneros y estilos. Contiene 19 temas que fueron grabados por Javier Lozano en piano y teclados, Jota Morelli en batería y Christian Gálvez (músico chileno) en bajo.  También se sumaron invitados muy destacados: Tomatito y Diego Amador.
Esta gira se da justo antes de su presentación en Francia en el “Festival Internacional de Guitarras en Córcega” durante julio de este año.

 

Diario SIGLO XXI.com / Miércoles 11 de julio de 2012 / Actualidad Cultural / MADRID 10, (EUROPA PRESS)

Luis Salinas ofrece tres conciertos en Madrid
El guitarrista argentino Luis Salinas, una de las grandes figuras de la guitarra jazz a nivel mundial, ofrecerá tres conciertos consecutivos en el Berlín Café madrileño los días 19, 20 y 21 de julio.
En su ya dilatada carrera, Salinas ha publicado decenas de discos y colaborado en directo y en estudio con artistas como Mercedes Sosa, Chango Nieto, BB King, Chucho Valdez, Tomatito o George Benson.
Para sus conciertos en el Berlín Café madrileño (c/ Jacometrezo 4), Luis Salinas estará acompañado de una formación especialmente reclutada para la ocasión, con José Reinoso al piano, José San Martín a la batería y Daniel Martínez al bajo.

Revista Debate / 29 -10-10

Sin tiempo se denomina el álbum triple que marca el retorno de Luis Salinas a un estudio de grabación, a cuatro años del monumental disco quíntuple Música argentina. Con exploraciones sobre el blues, el rock, el bolero y el flamenco, el gran guitarrista presentará su nueva propuesta los viernes 5 y 12 de noviembre, a las 21, en el ND Ateneo (Paraguay 918). La noche del 5 estará dominada por la guitarra acústica; y el 12 será el turno de la versión eléctrica.
En entrevista con Debate, Salinas cuenta que “entrar al estudio de grabación de Lito Vitale fue una alegría muy grande. Lito me dio las llaves y me dijo que me sintiera como en casa. Y así fue, porque en el estudio me entregué totalmente a disfrutar lo que fuera saliendo ahí, en el encuentro con los músicos”.
Una de las gemas del disco es el tema “Y aparece tu piel”, que cuenta con letra y voz de Luis Alberto Spinetta. El guitarrista revela la génesis del encuentro. “Un día estaba en casa viendo el DVD de Cantora de Mercedes Sosa. Cuando terminó le pregunté a mi hijo cuál era el artista que más le había gustado. Y me dijo: Luis Alberto Spinetta”, relata. Entonces, lo llamé por teléfono a Spinetta para contarle que tenía un nuevo admirador. “Cuando nos estábamos despidiendo, me dijo que ponía su estudio a mi disposición para hacer lo que quisiera. Para hacer la mezcla lo llamé y fuimos a trabajar ahí. En uno de esos encuentros le mostré un par de temas y me dijo que quería ponerle letra a uno de ellos. Para mí fue como vivir un sueño. Y de hecho, cuando dejamos de ir a su estudio, por varios días sentía un vacío muy grande, porque cada vez que Luis aparecía en el estudio era como si saliera el sol. Es uno de los artistas más grandes del mundo”, describe.
En el disco también participan Diego Amador y Tomatito, dos grandes figuras del flamenco. Salinas recuerda que en 1995 tenía que hacer una presentación en un concierto muy grande en la Plaza de Toros de Mallorca. “La verdad es que tenía un miedo bárbaro, me temblaban las manos. Pero antes de subir al escenario, sentí una mano en el hombro. Era Tomatito, que me dijo: “aunque subas solo, no creas que estás solo”. Así que ahora les compuse un tema para ellos”, explica. La canción se denomina “Para el Churry y el Tomate”.
Otra de las sorpresas del triple es la presencia de temas con raíces rockeras y funk. “Son cosas que tocaba en los boliches en otras épocas, cuando tenía 20 años y recién surgía mi admiración por guitarritas como Jeff Beck. Así que me pareció que estos discos eran una buena oportunidad para mostrar ese costado más blusero, funky, rockero”, dice. Y promete: “en vivo esos temas van a sonar mucho más explosivos”.

PAGINA 12 / Buenos Aires, 28 de Noviembre 2009

MUSICA › HERMETO PASCOAL y LUIS SALINAS, UNA NOCHE INOLVIDABLE EN EL GRAN REX
Dos potencias musicales se saludan. Juntos y por separado, el multiinstrumentista brasileño y el guitarrista argentino dieron todo de sí sobre el escenario, apelando a sus conocimientos pero sobre todo, a su espíritu de absoluta libertad a la hora de componer e improvisar.

Por Diego Fischerman

Luis Salinas se definió una vez como “pollo de campo”. Es, sin duda, un virtuoso, y su dominio sobre el instrumento revela una técnica meticulosamente adquirida. Sin embargo, en el momento de hablar de sí mismo, Salinas elige decir, como lo hizo en el escenario de un Gran Rex colmado por el público, que “no sabe música”. Y, en relación con el tema, contó cómo Hermeto Pascoal, la vez en que se conocieron, lo ayudó a darse cuenta de cómo, para hacer música, no necesitaba “saber música”. El propio Pascoal, en uno de los momentos de su presentación posterior, dijo “para esto no se necesita escuela”. Las cosas son, por supuesto, diferentes. Salinas tal vez no sepa leer y escribir notas pero, como lo demuestran los temas compuestos con los que construyó una presentación impecable, y las improvisaciones –esa otra forma de componer– que siempre aportan novedad y sorpresa, sabe muchísima música. Y la situación no es distinta en el caso de Pascoal.

La reivindicación del lado silvestre e incultivado del arte –en este caso la música– no es, desde ya, ni silvestre ni incultivada. Hay una necesidad que Salinas y Pascoal comparten, la de mostrar a la música como un producto espontáneo, debido tan sólo a la inspiración, y la de mostrarse a sí mismos como artistas tan suficientemente inspirados que cualquier técnica terminaría siendo, en sus casos, superflua. Y esa necesidad compartida es la que hace que este encuentro haya ido mucho más allá de la mera sumatoria de nombres. Más allá de que en la mayoría del concierto cada uno de ellos haya tocado su propia música y con su propio grupo, Salinas y Pascoal mostraron una perspectiva en común. Y en los momentos que compartieron, al principio y al final del set del brasileño, y en particular en ese paseo por distintas geografías que partió de “La última curda” y pasó sin problemas por “Las hojas muertas”, que tocaron a dúo antes de la entrada del grupo de Pascoal, ambos expusieron sus mejores armas.

Salinas, en cuarteto con el eficaz piano de Javier Lozano y dos percusionistas (Alejandro Tula y Pocho Porteño), más el bajo de Amílcar Avalos que se agregó cerca del final, tocó temas propios que rondaron pies rítmicos y células melódicas del folklore rural argentino. No hubo allí ni standards de jazz ni temas nuevos que los remedaran sino un material de una naturaleza totalmente diferente que, con inteligencia y sensibilidad, Salinas desarrolló sin forzarlo hacia ninguna zona estilística predefinida y aprovechando aquello que ofrecía. Pascoal entró al escenario vacío, del que ya se habían retirado el guitarrista y su grupo, diciendo: “No entiendo nada, yo tenía que tocar con Salinas. Salinas, ¿dónde estás? Ven a tocar conmigo”. Ese fue uno de sus gags voluntarios. No fue el caso de lo que sucedió después de que sus músicos entraran desde la platea, haciendo un entramado vocal deliciosamente polirrítmico sobre el que Aline Morena cantaba una de las arias de la Reina de la Noche, de La flauta mágica de Mozart. Una vez ubicados cada uno frente a sus instrumentos, Hermeto descubrió que el suyo no andaba. La escena protagonizada por los técnicos, luchando contra cables y conexiones defectuosas, acabó con el teclado funcionando y Hermeto improvisando una canción cuya letra comenzaba con “mi teclado estaba roto”.

La mezcla de folklore del nordeste brasileño, jazz rock y cierto experimentalismo sonoro ya clásicos en Hermeto se plasmó esta vez en una muy buena actuación, donde se destacaron el pianista André Marques y Vinícius Dorin en saxo, flauta y percusión. El músico, que hoy a las 20.30, en los jardines del Museo Pueyrredón (San Isidro), dará un taller (con show incluido) sobre Musica Brasileña, mostró en este concierto, además, toda su habitual galería de efectos: cantar mientras toca la melódica, como hizo en el último tema del concierto, hacer cantar al público o usar como instrumentos una pava (con el orificio del pico tomado como una embocadura de trompeta) o el chillido de un patito de goma al apretarlo. Y, como cada vez que vino a esta ciudad, su música fue más que el sonido mismo. Fue, sobre todo, un ritual festivo.

HERMETO PASCOAL-LUIS SALINAS
Músicos: Luis Salinas (guitarra), Javier Lozano (piano), Alejandro Tula y Pocho Porteño (percusión) y Amílcar Avalos (bajo). Hermeto Pascoal (teclado, melódica, pava, patito de goma, etc.), Aline Morena (voz, guitarra y percusión), Itiberê Zwarg (bajo eléctrico, voz y percusión), André Marques (piano, flauta y percusión), Vinícius Dorin (saxo, flauta y percusión), Fábio Pascoal (percusión) y Marcio Bahia (percusión).


INFOBAE / jueves 20 de agosto 2009

Festival de Tango: Leopoldo, Salinas y De La Serna se sumaron a la fiesta

El evento sigue convocando a una multitud. Esta noche, un homenaje a Canaro. Más información del Festival en: 10Tango
La presentación de la banda El Yotivenco, un concierto especial del bandoneonista Leopoldo Federico y otro del guitarrista Luis Salinas reunieron ayer multitudesen las sedes del Festival de Tango de Buenos Aires.

La antigua tienda Harrods (Florida 877) albergó actividades durante toda la tarde. Como cada día, hasta el 31 de agosto, hubo milonga y clases de baile.

El especialista Osvaldo Príncipi ofreció una conferencia sobre Tango y Box. Más tarde, el actor y músico Rodrigo De La Serna desplegó su carisma al frente de su banda El Yotivenco, que alternó milongas reas, tangos y candombes.

Finalmente, Leopoldo Federico fue la gran estrella de la jornada: a la presentación de su biografía, escrita por Esther Echenbaum Jonisz y Jorge Dimov, le siguió un concierto del bandoneonista al frente de su orquesta, con Susana Rinaldi y José “Pepe” Colángelo como invitados.

A la misma hora, el formidable guitarrista Luis Salinas colmaba el Teatro Avenida.

El Festival, organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad y con dirección artística de Gustavo Mozzi, sigue hoy con otra producción especial: la “Noche Canaro”, que reunirá en el Avenida a Ariel Ardit, Soledad Villamil y Virginia Luque alrededor de la obra del gran compositor (entradas agotadas).